Las personas inteligentes tienen algo en común: se duermen más tarde que tu

Según “Psychology Today”, las personas inteligentes tienden a ser más nocturnas que la gente con coeficientes intelectuales más bajos.  En un estudio realizado entre jóvenes norteamericanos, los resultados mostraron que los individuos inteligentes se iban a la cama más tarde que sus contrapartes menos inteligentes.

En  “Study Magazine“, Satoshi Kanazawa, un psicólogo en London School Of Economics And Political Science, reportó que el coeficiente intelectual promedio y los patrones de sueño están muy relacionados, probando que aquellos que jugaban bajo la luna son, sin duda, los seres humanos más inteligentes.

Los cerebros promedio estaban condicionados a seguir un patrón de sueño, mientras que los más inquisidores e intelectuales quieren desafiar esos patrones y crear los suyos propios.

Los hallazgos encontrados por “Study Magazine” se resumen así:

Horas de dormir y de despertar de los norteamericanos en sus 20s, clasificado por coeficiente intelectual (CI).

Debajo del promedio (CI < 75)
Días de semana: 11:41 pm -7:20 am
Fines de semana: 12:35 am -10:09 pm

Normal (90 < CI < 110)
Días de semana: 12:10 am -7:32 am
Fines de semana: 1:13 am -10:14 am

Muy brillantes (CI > 125)
Días de semana: 12:29 am -7:52 am
Fines de semana: 1:44 am -11:07 am

Aquellos jóvenes con CI menor a 75 se iban a dormir alrededor de las  11:30 p. m. los días de semana, mientras que aquellos con CI mayor a 125 se acostaban alrededor de las 12:30 a. m.  Esto no es coincidencia.

Hay algo que quienes luchan contra la necesidad de dormir por la  noche podrán explorar que muchos quienes tienen sus ojos cerrados jamás verán.

Tienen tiempo para soñar despiertos

Todos esos sueños que no puedes tener durante el día, ya que son perturbados por amigos, familia y trabajo, finalmente tienen tiempo para deambular. Es el momento más creativo del día, así como el más liberador.

Es el momento de escarbar entre esas esquinas ocultas de tu mente y los senderos desconocidos de tu subconsciente.  Es un tiempo de auto-expresión que solo puede ser desbloqueado en la noche y evaluado por el día.

Desafían al sistema

Estar despierto hasta tarde ha sido, y siempre será, un acto de rebelión.  Es un desafío al horario laboral de 8 a 5, es un hábito revolucionario.  Desde tiempos ancestrales, hay evidencia de que la sociedad condenaba a los trasnochadores.

En la publicación académica, Por Qué el Trasnochador es más Inteligente” publicado en el diario “Diferencias Psicológicas e Individuales”, se asume ampliamente que durante varios milenios, los humanos fueron muy condicionados a trabajar durante el día y a dormir durante la noche.

No es sorpresa, entonces, que aquellos dispuestos a permanecer despiertos hasta tarde y a descubrir el inexplorado territorio de la noche, son más inquisidores.

Son más aptos para hacer descubrimientos y desafiar la autoridad.  Quieren expandir sus mentes, no apagarla solo porque la gente les dice que es hora de dormir.

Son de mente a abierta

Las cosas que pasan en la noche son cosas que no pueden manifestarse durante el día.  Es el momento de soltar el libertinaje, de las transacciones turbias y de ocupaciones indecorosas.

Las vidas sexualmente saludables y los toques de queda nocturnos están, sin duda, positivamente co-relacionados.  Aquellos que reportaron ir a dormir más tarde estaban comprando más juguetes sexuales y teniendo más sexo que sus contrapartes dormilonas.

Una trabajadora de un sex shop cree que la inteligencia está correlacionada con la apertura de mente, lo cual en retorno se correlaciona con una vida sexual más abierta.

Aquellos que están dispuestos a permanecer despiertos, quienes anhelan los misterios del anochecer, están expuestos a un despliegue de descubrimientos que aquellos que duermen nunca sabrán.

Son proactivos

Despertar temprano es definitivamente algo proactivo, pero estar despierto hasta tarde es igual de fructífero.  Aquellos que se mantienen despiertos obtienen muchas más horas que el par de horas que los madrugadores ganan.

En la noche hay ideas formuladas y tareas completadas que los madrugadores nunca terminarán.

Porque en la noche hay un ocaso y un nuevo día frente a ti.  Pero en la mañana, sólo languidece la noche y nos espera un desalentador final de otro día.

Via: elitedaily

Enviar Comentario