Tus malos hábitos hablan de lo perfeccionista que eres

we heart it

we heart it

Morderse las uñas es reflejo de perfección.

Muchas tenemos alguna costumbre que es un poco desagradable y pone a otros nerviosos, pero la ciencia ha comprobado que esto no es algo negativo, sino todo lo contrario. Y habla mucho sobre tu personalidad.

La Universidad de Montreal, reveló en la edición de marzo del Periódico de Terapia del Comportamiento y Psiquiatría Experimental, que hábitos como morder tus uñas, jugar con tu cabello o morder tus labios, responden a comportamientos relacionados con el nivel de perfeccionismo que tienes. Sí está ligado a la impaciencia que esta característica conllevaría, como lo explica el investigador a cargo, Kieron O’Connor: “Creemos que los individuos que poseen estos comportamientos repetitivos podrían ser perfeccionistas, algo que significaría que no pueden relajarse y realizar las tareas a una velocidad ‘normal‘. Por lo tanto son más dados a sentir frustración, a ser impacientes y sentirse insatisfechos cuando no logran sus metas. También experimentan niveles más altos de aburrimiento“.

uñasss1

we heart it

Para alcanzar esta conclusión, fueron observados 48 participantes, de los cuales solo la mitad poseía este tipo de manías. Fueron puestos en diversas situaciones de estrés, aburrimiento, relajación o frustración, para ver cuáles eran sus emociones resultantes. De esta manera, se repetía más que los malos hábitos surgieran en momentos negativos, más que de descanso o felicidad.

El proceso cerebral que se da y justifica esta conducta, es el que, con ella, se satisface un deseo (el de distraerse de lo que están viviendo). No es una respuesta nerviosa, como normalmente se cree, sino que reflejaría qué tan perfeccionista eres.

Fuente: upsocl.com

Enviar Comentario